Blogia
orientaciones

NACIONAL

NACIONAL


Algo huele a podrido en el Régimen

Alfonso Garrido Pérez


Rodríguez Zapatero tendrá el dudoso "honor" de entrar en la historia como aquel presidente del gobierno del Estado que deshizo la autoridad del Estado. El Secretario General del PSOE ha conseguido, en sus dos años de gobierno, lo que no logró ni la nefasta etapa de la UCD, ni la corrupción y guerra sucia del periodo felipista, ni las privatizaciones y el entreguismo a EEUU del gobierno aznarista: el régimen está en crisis.

La Corona en defensa de la Constitución del 78

En dos ocasiones en menos de un mes, el Jefe del Estado ha tenido que pronunciar dos discursos en defensa de la Constitución de 1978. El primero con motivo de la Navidad y el segundo durante la Pascua Militar. En el segundo ha llegado, incluso, a justificar las bondades de su régimen contraponiéndolo con el ayer reciente para hacer olvidar a los españoles que lo único "digno" de mención de este periodo es la mediocridad, la precariedad en todos los órdenes sociales y la corrupción. Se sigue con la táctica de recurrir a los fantasmas de la Guerra Civil y la Dictadura para hacer olvidar a los ciudadanos su realidad más inmediata, y mediante un ejercicio de autocensura practicada por los medios "de comunicación", mantener anestesiada a la opinión pública. Pero ya empieza oler fuerte a podrido y no se puede tapar con los discursos del Jefe del Estado y los refuerzos del partido de la oposición.

La debilidad del PSOE

Que el PSOE es un partido débil y a un paso de enfrentamientos internos que solo esperan un acontecimiento que los desencadene, es algo que nadie puede ya negar. La descoordinación de los Ministerios de Defensa y de Exteriores, las voces discrepantes de Rodríguez Ibarra, Bono, Chávez y Vázquez con respecto al nuevo Estatuto de Cataluña y al colaboracionismo con el Gobierno Ibarreche, son sólo dos aspectos de esta debilidad. Pero es que, a esto, además, hay que sumar que el gobierno de Zapatero está preso de sus pactos con Ezquerra Republicana de Catalunya e Iniciativa per Catalunya. En la ultima encuesta de valoración que los españoles hacían de la clase política sólo el ministro excéntrico de Defensa salía bien parado, lo que demuestra que ya ni siquiera el imbécil de Zapatero cuenta con el factor tiempo para poder salir de la crisis en la que ha colocado al régimen, pues una salida hubiera sido convocar elecciones anticipadas. Pero ahora es que ni eso.

La negociación del nuevo Estatuto de Cataluña ya debe concluir, y esto sólo puede tener dos salidas: o se aprueba o se rechaza. Si se rechaza ¿Cuales van a ser los nuevos socios? y si se aprueba ¿Que hará el Partido Popular? y por último, y no menos importante, empiezan a oírse ruido de sables.


Partido Popular, la guardia pretoriana del régimen

Los estrategas del Partido Popular, después de no haber digerido la pérdida de las últimas elecciones, han optado por convertirse en guardianes de la Constitución del 78, y acusar al PSOE de haber destruido no solo el Pacto Antiterrorista sino de algo aún peor: de haber acabado con el "espíritu de la transición", y de contribuir al cambio, que no reforma, de la Constitución, y, con este acto, abrir las puertas a un periodo de inestabilidad en el que se puede venir abajo todo el chanchullo de la “convivencia pacífica”. Como siempre, la derecha apuesta mantener lo que está, porque gracias a ello la derecha puede mantener sus cuotas de poder. Pero esta crisis del régimen nos muestra también la debilidad del PP que aún no ha podido superar el Aznarismo, debido en gran parte a la mediocridad de su líder, Mariano Rajoy -sólo un buen orador parlamentario-, y que las distintas familias del partido no están de acuerdo con la estrategia adoptada.
Pero la crisis está ahí, la debilidad del Gobierno es cada vez más manifiesta y se agudizará con el desenlace de la negociación del Estatuto de Cataluña ¿Estará el Partido Popular dispuesto a un pacto de Estado que le salve la cara a la corona y que mantenga la Constitución del 78? o por el contrario ¿Preferirá que las circunstancias obliguen a Zapatero a convocar elecciones generales anticipadas?.

El Ejército entra en escena

Las palabras del Teniente General Mena con motivo de la Pascua Militar han obligado a todos entrar en la realidad. El Artículo 8 de la Constitución es tajante: las FF.AA. están para garantizar la integridad territorial de España y el orden constitucional. Si la "reconversión" del Estatuto de Cataluña concluye con la aprobación del mismo, sabemos todos que a los militares solo les queda una salida. Otra cosa es que estén a la altura de su juramento. Que quede claro que estamos analizando la situación, no haciendo un "llamamiento" al Ejército para nada, pues no queremos nunca más "militares de buenas intenciones" y de extrema mediocridad que duren ni cuarenta años ni cuarenta horas.

La JUJEM y el Ministro de Defensa pueden cesar al Teniente General y a cuantos jefes crea oportuno. Pero no se puede tapar el sol con un dedo, y no se puede contener la vista una vez que se dice: “el rey esta desnudo”.



El papel de los social patriotas

Así está la realidad. La crisis es cada vez más evidente. El régimen del 78 está herido, aunque no sepamos si ésta es una herida de muerte o no, como tampoco si esta crisis es el comienzo del fin de tanta corrupción, de tanta mentira, de tanto chalaneo, como el habido durante los últimos 30 años. Una cosa sí tenemos clara, y es que no vamos ser nosotros los que apelemos a la Constitución del 78 para salir de esta situación, porque la Constitución de la transición se hizo de espaldas a la nación, fue producto de una enorme mentira donde no se tocaron para nada las estructuras de poder creadas durante el franquismo. El papel de los social patriotas, nuestro papel, es concienciar a los españoles de que este escenario desplegado ante sus ojos se derrumba y, lejos de ser perjudicial para España, resulta beneficioso para la Patria.

Quizás con esta crisis sepamos de verdad todo lo que ha pasado durante estos 30 años, desde la entrega de la provincia del Sáhara Occidental al Reino de Marruecos, pasando por la intoxicación masiva del “aceite de colza”, hasta conocer quien es el responsable último de las matanzas y asesinatos cometidos por distintos terrorismos; y conociendo la verdad, podamos cambiar por fin el rumbo de la Nación, el destino de nuestro pueblo. Ése es nuestro trabajo, ese es nuestro papel.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres